El reto

El nacimiento de un verdadero disruptor

Después de muchos años trabajando en restaurantes, 2013 fue el año en que los hermanos Mario y Carlos Gelabert decidieron dar el salto al emprendimiento con la creación de The Fitzgerald Burger Company, cuya sede inaugural se situó en Torrent, Valencia. 

Al observar las mismas filosofías y estrategias de negocio entre sus competidores en un sector muy saturado, sabían que tenían que revolucionar el mercado a través de la innovación de productos y una cultura increíble. Su enfoque era ofrecer una propuesta sencilla utilizando las materias primas de la mejor calidad y donde se tuviera en cuenta cada detalle para garantizar que tanto la comida como la experiencia de cliente fueran inolvidables. La diferencia es clara: hamburguesas a la brasa cocinadas desde cero al momento, ensaladas con productos frescos y batidos otros postres deliciosos. 

La empresa ha experimentado un rápido crecimiento desde su nacimiento en 2013. En la actualidad el negocio posee y opera nueve restaurantes en cinco ciudades de toda España. Escalar a ritmo ha exigido unos valores y una cultura de empresa muy sólidos de los que su equipo se sintiera parte de forma que cada empleado esté motivado y feliz en su trabajo

La solución

Optimizar los procesos sin perder su espíritu y cultura 
 

Al igual que muchos negocios en crecimiento, a medida que abrían nuevas ubicaciones en diferentes lugares, se hizo difícil mantener controlar cada una de las áreas de la compañía. Uno de los mayores desafíos fue lograr una gestión eficiente de los equipos, garantizar que estaban siendo bien atendidos y que los horarios estuvieran optimizados de manera que pudiesen alcanzar los máximos niveles de venta posible a la vez que ofrecían una experiencia de cliente excepcional. 

Antes de implementar MAPAL Workforce, los gerentes de los restaurantes estaban atascados con la burocracia de crear horarios en Excel. Además, necesitaban la aprobación de la oficina central antes de publicar algo, un proceso muy ineficiente. Los responsables de operaciones buscaban una solución que les permitiera simplificar y reducir los procesos y la gestión de las diferentes áreas alcanzando una visión global.  

 

"En Fitz somos libres, rebeldes y creativos, es nuestra cultura. El principal reto es mantener viva esta cultura, incluso si nos convertimos en una gran empresa. MAPAL nos ayuda a tener a las personas adecuadas en los lugares correctos y nos proporciona una herramienta sólida que garantiza que nuestra compañía sigue el camino correcto para que podamos centrarnos en hacer crecer nuestro negocio".

Mario y Carlos Gelabert, fundadores de The Fitzgerald Burger Company

The solution

Trabajar con una herramienta sólida y fiable 

 

En 2018, Fitz se asoció con MAPAL implementando nuestra solución Workforce en sus cuatro locales abiertos hasta ese momento. Buscaban un socio que entendiera el sector y compartiera su pasión por la excelencia y la innovación.  

MAPAL Workforce les ha permitido predecir con precisión la demanda y luego optimizar los niveles de personal para maximizar las ventas y reducir significativamente el coste de la mano de obra.  Ahora tienen el personal adecuado en el lugar correcto en el momento oportuno, así han logrado una reducción de personal excesivo del 21.8%.

Pero se trata sólo de ahorro de costes, la implementación de nuestras soluciones tecnológicas ha ayudado a garantizar la conservación de una cultura de empresa especial que se escala también. Los equipos son más felices gracias a que tiene una mayor visibilidad de sus horarios, cuentan con la capacidad de marcar los tiempos para que sus turnos se adapten mejor a su disponibilidad y a la conciliación con su vida personal. Al reducir el tiempo dedicado a la gestión, los gerentes pueden pasar más tiempo con el equipo liderando desde el frente. 

Todo esto ha permitido a la compañía acelerar su expansión, logrando una escala de cuatro a nueve ubicaciones desde nuestra implementación inicial.