Las 10 tendencias alimentarias para 2021 y 2022

El portal especializado Food People LTD ha publicado durante su VII Convención Anual, celebrada el pasado 24 de noviembre en formato en línea, su Guía Internacional de tendencias en Alimentación y Bebidas para  2021-2022. El auge de la comida a domicilio, las nuevas demandas de los consumidores, los cambios en las formas de cocinar… Para ponerte al día de la evolución del sector en los próximos dos años, te traemos el siguiente resumen de las tendencias alimentarias para 2021-2022.

Dueños del cambio: Cómo adoptar las nuevas tendencias alimentarias

La era covid es la nueva normalidad. Este año la pandemia ha influido en las tendencias alimentarias y lo seguirá haciendo en los próximos años. En estos tiempos de crisis, se ha producido un cambio considerable en nuestro estilo de vida, así como en nuestros hábitos de consumo. También estamos evolucionando hacia la autosuficiencia y la independencia, más orientados a la familia.

De media, se tarda 66 días en formar un nuevo hábito. En este sentido, al menos parte del cambio de comportamiento que hemos establecido durante la pandemia continuará una vez libres del covid. Durante esta crisis, hemos tenido la oportunidad de repensar nuestros valores y prioridades respecto a la alimentación. Esto nos permite tomar decisiones que pueden tener un impacto positivo en nuestra salud, en la sociedad y en el planeta. En otras palabras: ser dueños del cambio que queremos.

Poco de lo que los expertos del sector de la alimentación están prediciendo es completamente nuevo. Se trata más bien de una readaptación con algunas tendencias alimentarias que se están acelerando masivamente. Por ello, no todas las de esta lista son nuevas, algunas se han reposicionado desde el último año.

Pequeños caprichos

A medida que los consumidores se van adaptando a la nueva situación, buscan pequeñas formas de mejorar su día a día. Filete con médula ósea, café con sirope de calabaza y crema batida, patatas fritas con trufa. Incluso durante las recesiones económicas, los consumidores se dan caprichos con pequeños artículos de lujo.

Los economistas lo llaman el «efecto lápiz labial», a medida que las cuerdas de la bolsa se aprietan, buscamos maneras de cuidarnos a nosotros mismos sin pasarnos en el gasto. La gastronomía es la ocasión perfecta para darnos a esos pequeños placeres de innumerables maneras.

Vuelta al confort

Con la cancelación de fiestas y celebraciones, los consumidores cambian los trajes y las lentejuelas por un vestuario más cómodo. Tenemos la necesidad de estar en espacios acogedores. Cuando se trata de cocinar y comer, la obsesión continúa. Queremos disfrutar de desayunos tranquilos, sopas relajantes, etc. Los carbohidratos han regresado al top 10 de tendencias alimentarias tanto para los cocineros aficionados como para los chefs profesionales, que también abrazan las lasañas, sándwiches gourmet y pizzas.

Reaprovechar: Regla de ahorro de las tendencias alimentarias

Los consumidores y las empresas se están volviendo ahorradores por razones ambientales y por necesidades económicas. La cultura de usar y tirar tiene cada vez más detractores frente a la de reducir y reutilizar. En hostelería, esto se traduce en el aprovechamiento de excedentes para crear nuevos productos. Los consumidores están cocinando más y redescubriendo sus propias despensas, dando una nueva vida a las sobras de anoche para el desayuno y cultivando sus propios productos.

Gastronomía domicilio

La pandemia ha acelerado una tendencia que ya estaba en alza, los pedidos a domicilio. Este modelo ha pasado de la novedad a la necesidad. La revolución de la entrega a domicilio está en marcha, el consumidor de hoy espera obtener todo de forma rápida y sencilla.

Con el cambio hacia un modelo DTC (Direct to Consumer o directo al consumidor), empresas de hostelería en todo tipo han recurrido a nuevas cadenas de suministro, como las cocinas oscuras y la distribución en la nube, para transformar su estrategia e incorporar nuevos canales a su modelo de negocio. En la nueva normalidad, la comida llega hasta el cliente vez de que este se desplace hasta la comida.

Esta tendencia relativamente nueva para el mercado difumina algunas ideas preestablecidas, lo que fomenta nuevas asociaciones y colaboraciones para ofrecer a los consumidores todo tipo de productos, desde kits de comidas de «calidad de restaurante», hasta suscripciones y cócteles.

A fuego

Los cocineros son cada vez más creativos con el uso del fuego para cocinar. Por ejemplo, experimentan con diferentes tipos de madera y de humo para aportar nuevos sabores a los platos. Piensa en un filete a la parrilla con tomates pochados y salsa holandesa ahumada. ¡Ahora incluso se adaptan técnicas de asado procedentes de diferentes estilos de cocina, como la barbacoa japonesa y tailandesa, incluso los postres se cocinan al fuego!

El poder de la microbiota en nuestro bienestar

La salud gastrointestinal gana interés a medida que aprendemos más sobre el vínculo entre nuestro intestino, su función inmunológica y la salud mental. Un ejemplo de ello es la popularidad que están cosechando en el mercado productos como el kimchi y la kombucha. El 70% de las células inmunitarias están en el intestino y serotonina, la denominada hormona de la felicidad se produce allí. Por ello, alcanzar un correcto equilibrio de microbios tienes también efectos en la salud mental.

Cocinar y comer al fresco: las ventajas del aire libre

Ahora más que nunca valoramos estar al aire libre. Ya sea por las restricciones o por elección, muchos optan por cenar al aire libre tanto dentro como fuera de casa. Para los consumidores, esto significa un montón de barbacoas, picnics y fiestas en el jardín. Los restaurantes también han abrazado la cena al aire libre con todo tipo de terrazas y opciones gastronómicas en la calle. Por supuesto, esto significa una gran cantidad de cocina al aire libre.

Los kits de pizza y barbacoa provienen de carnicerías artesanales, o restaurantes famosos por la calidad de la carne y los adobos mezclados por expertos. No se detiene en la cocción. Tanto los consumidores como los chefs también están cultivando ingredientes en sus jardines. ¡Los espacios públicos al aire libre han sido testigos de un renacimiento del picnic!

Apuesta por los congelados

El sector de los alimentos congelados está experimentando una revolución culinaria. Consumidores de todas las edades se han visto conquistados por el sabor, la calidad y el precio de estos precios. Los productos congelados y su entrada en el mercado han experimentado numerosas innovaciones, aceleradas en parte por las restricciones de la pandemia.

En la nueva normalidad, para los consumidores esta ha sido una forma de ampliar sus despensas y crear o comprar comidas que pueden estar listas bajo demanda. Con las restricciones añadidas de presupuesto y reducción de alimentos disponibles, los productos congelados han asumido un nuevo papel en nuestra vida diaria.

El sector se está ganando a los consumidores, tanto antiguos como nuevos. Por lo tanto, se abre ante nosotros un mundo de oportunidades para convertir a la próxima generación de compradores que están conectados, informados y toman decisiones positivas y sostenibles.

Ahora hay más posibilidades que nunca con respecto a los alimentos congelados, con comidas que generalmente no se han asociado con este sector. Desde desayunos y almuerzos hasta componentes específicos de la comida como Dim Sum, los Dumplings o los kits preparados. Ahora también puedes obtener platos de tu restaurante favorita entregado en casa y listo para temrinar en el horno.

Deja espacio para la salud mental

La salud mental ya es una cuestión apremiante que la pandemia no ha hecho si no poner sobre la mesa. Las personas buscan formas que les ayuden a dormir, a reducir su ansiedad y a recorrer el camino hacia una buena salud mental. Las soluciones van desde el yoga y la meditación, hasta productos relajantes para reducir el estrés.

Ama el verde

Las plantas podrían ser más relevantes que nunca para nuestro futuro. Mientras que las marcas empiezan a apostar por una agricultura ecológica que cuide la biodiversidad, los consumidores eligen verduras enteras, estilos de vida veganos e imitaciones de alimentos a base de plantas.

Si las motivaciones de la salud, el planeta y el bienestar animal no eran suficientes para hacer que la gente optara por comer más verduras, las plantas también ofrecen garantías sanitarias en la nueva normalidad.

A medida que las dietas basadas en plantas se convierten en la corriente principal, las actitudes de los consumidores hacia los productos veganos están cambiando. Las personas buscan más platos que fomenten las verduras. La demanda de alternativas a la carne basadas en vegetales está aumentando, y los consumidores también esperan que la lista de ingredientes sea corta y fácilmente identificable.

Por último, pero no menos importante, se empieza a percibir un mayor interés en los productos de temporada, con una variedad de nuevos y emocionantes métodos de cocción como confitado, carbonización y fermentación tomando el centro del escenario.

Comentarios

No hay comentarios

Escribe tu comentario

* Estos campos son requeridos