Inteligencia artificial y big data se alían para optimizar la planificación de turnos y la experiencia de cliente en hostelería

La tecnología puede ser una gran aliada para ayudar a los operadores tanto a agilizar la planificación de turnos como a mejorar la experiencia de cliente. El uso de técnicas y sistemas tan avanzados como la inteligencia artificial y el big data contribuyen a ahorrar recursos para rentabilizar el negocio mientras se mejora el nivel de servicio.

Cada vez más operadores deciden apoyarse en la inteligencia artificial, en el aprendizaje automático y en los quioscos de pedidos para optimizar su mano de obra. Gracias a estas tecnologías, las necesidades de personal en mostrador se reducen, lo que permite redistribuir a los empleados en otras tareas que aportan un mayor valor añadido, como centrarse en el servicio al cliente.

En paralelo, optimizar la planificación de turnos mediante el uso del big data contribuye a coordinar mejor a los miembros del equipo para cubrir las necesidades del restaurante. El primer paso para ello es realizar una estimación de la demanda, saber de dónde vendrá el negocio y qué solicitará el cliente en cada momento.

Planificación de turnos optimizada gracias al big data

Utilizar un sistema inteligente de planificación de turnos ayuda a los gerentes a organizar los horarios de sus empleados de forma rápida y eficaz. Así consiguen reducir el tiempo dedicado a estas tareas hasta en un 80%. También ayuda a reducir hasta un 3% de los costes de mano de obra porque ahorra un tiempo muy valioso en coordinación del personal.

En la práctica, en vez de tener que llamar por teléfono o enviar mensajes de texto o correos electrónicos para preguntar por la disponibilidad de cada empleado antes de preparar los turnos, el gerente puede organizar fácilmente los horarios y comunicarse desde un solo lugar.

Por otro lado, proporciona una mayor visibilidad al unificar toda esta información en una única plataforma donde todo el mundo pueda verla. Además, integrar todos estos datos dentro del programa del TPV permite acceder a datos potentes sobre las ganancias y el rendimiento laboral.

Optimizar al personal para satisfacer la demanda

Es habitual que en determinadas ocasiones se produzca un exceso o una falta de personal. Puede haber demasiados empleados trabajando en periodos de tiempo donde no se generan suficientes ventas o no haber suficientes para atender picos de tráfico de demanda. En ambos casos, el negocio se ve perjudicado ya sea por una reducción de los márgenes de beneficio o por un mal nivel de servicio.

Disponer de un potente software de planificación de turnos ayuda a predecir la cantidad adecuada de empleados por turno en función de la demanda prevista. El valor diferencial lo aporta la posibilidad de integrar los datos de ventas históricos, previstos y reales del TPV e introducir otros parámetros propios (disponibilidad de empleados, formación, costes de turno, etc.).

Tecnología orientada a la experiencia de cliente

Además de ayudar a optimizar los recursos humanos del restaurante, lo que redunda en la calidad del servicio, también existen múltiples tecnologías que permite mejorar la experiencia de cliente a distintos niveles. En función del tipo de restaurante, será preferible optar por unas o por otras. Aquí te mostramos algunas de las herramientas que están empezando a aplicarse en el mundo de la hostelería.

4 aplicaciones para mejorar la experiencia de cliente en hostelería

  • Quioscos autoservicio

En un restaurante de comida rápida, donde la rotación de clientes es muy elevada y se esperan plazos de entrega muy cortos, servir a cada mesa personalmente podría no ser factible. Para resolverlo, muchos están optando por facilitar a los clientes un quiosco de autoservicio donde puedan realizar pedidos y paguen nada más entrar al local.

  • Potente sistema TPV

En otro tipo de restaurantes, donde los quioscos de autoservicio no son una opción, se puede apostar por un sistema de TPV integrado en tabletas o con una aplicación para recibir pedidos directamente desde la mesa a la cocina. Esto evitará que el personal de sala tenga que desplazarse hasta la cocina para cantar el pedido y permite al personal de cocina y barra comenzar a prepararlo de inmediato.

  • Aplicaciones de pedidos en mesa

Esta opción funcionará especialmente bien en restaurantes muy concurridos donde cuesta pedir una nueva ronda o la carta de postres. Con las aplicaciones de pedido en mesa o un código QR de pedido, el cliente puede realizarlo él mismo. Así nos aseguramos de no perdemos oportunidades de venta en los momentos de mayor actividad y el cliente se va satisfecho porque ha consumido lo que quería sin esperas innecesarias.

  • APP para pedidos anticipados

Estos sistemas son cada vez más demandados para cumplir las medidas de distancia social de la pandemia ya que dan la posibilidad a los clientes de realizar un pedido desde sus teléfonos móviles. Como ocurría en el caso anterior, al permitir esta anticipación, no solo se mejora la eficiencia del proceso y se ayuda a optimizar el tiempo de los empleados, sino que también puede se mejorar la experiencia de cliente.

Cómo lo hacen en McDonalds

El gigante de las hamburguesas está aprovechando diferentes tecnologías para mejorar la eficiencia en la cocina y la velocidad en la entrega de pedidos con el objetivo de optimizar sus operaciones y ofrecer sus clientes una experiencia más fluida.

Con el uso de los quioscos de autoservicio, McDonalds está abriendo una nueva tendencia. Este sistema no solo acelera el servicio con una reducción significativa en el tiempo de toma del pedido y reduce el tiempo de espera en las colas, incluso durante las horas pico, sino que permite a los clientes acceder al menú completo en un solo clic, personalizar sus pedidos y elegir su modo de pago preferido

Además, estos sistemas también proporcionan información en tiempo real sobre las preferencias de los clientes. Todos los datos están bien sincronizados con los TPV. Así los gerentes pueden determinar fácilmente lo que mejor funciona. Esto se traduce en un aumento del tráfico y de las ventas y en la mejora en los servicios generales.

Otra de las aplicaciones que están utilizando son los menús digitales, que sustituyen a los tableros tradicionales y aprovechan el aprendizaje automático para adaptar los productos y las ofertas destacados en función de la hora del día, del clima o de otros elementos que puedan influir en las ventas. Los tableros de menús digitales y los quioscos de autoservicio son parte una parte de la experiencia de cliente del futuro

En diversos locales, también ofrecen a sus clientes la posibilidad de realizar un pedido para tomar allí a través de la aplicación con el objetivo de acelerar las colas. La aplicación de reserva aprovecha la tecnología de geolocalización para identificar la ubicación del cliente y ofrecer la comida recién hecha ya que se preparada cuando se aproxima a una radio inferior a 100 m.

Comentarios

No hay comentarios

Escribe tu comentario

* Estos campos son requeridos